Dolomieu…, Jornada I

Para los amantes del deporte, y en este caso para ciclistas, los Dolomitas es un nombre que queda muy, pero que muy cerca, del Monte del Olimpo, y mítico, para todo/a amante de este deporte. Los Alpes son sinónimo de Tour de France, tiene el glamour, pero Dolomitas tiene el reto, se encuentran entre la pasión (por el ciclismo) y la bestialidad por la altura y los porcentajes.

A pesar de esto, los Dolomitas no son tan conocidos en España; y no por el nombre, por rememorar etapas míticas del Giro, nombres famosos como Coppi, Pantani, Contador, etc., todo eso lo tenemos en grabado en nuestras retinas; sino por dónde se encuentran. Llegar a los Dolomitas no es tan sencillo como parece. En coche son 2000 km y más de 20 horas sin parar. En avión, los aeropuertos más cercanos tienen la pega de tener que alquilar coche u otro medio de transporte. A esto se suma, la inseguridad que en los últimos años se han registrad en las carreteras –con inseguridad nos referimos a hurtos–, la lejanía hace que cinco días libres para hacer bicis sean insuficientes porque vas a «perder» dos días entre la ida y la vuelta; o lo precios (gasolina, peajes, alojamiento, etc.), que tampoco ayudan.

Pero, y a pesar de todo esto, ¡¡¡¡El Eterno Segundo!!!, ha llegado a los Dolomitas. Aquí está, para hacer una estancia con ciclistas, dar soporte técnico y deportivo y comentar qué son realmente y cómo se siente en las piernas estos colosos.

IMG_20170621_122241

 

Primer día de mitos…

Una de las imágenes más espectaculares que tenemos en nuestro país son los atardeceres de Zahara de los Atunes; pues seguramente haya pocas cosas tan impactantes en el mundo como cuando sales de la autopista en Bolzano, llegas a Santa Cristina y aparece frente a ti, amenazante, el Gruppo di Sella. En ese momento se te olvida el tráfico de camiones, las obras y los radares, lo único que pasa por tu cabeza cuando llegas al hotel es en cambiarte y hacer la vuelta al Sella. En 51 km, y con 1800 metros de desnivel positivo se atraviesa: Passo Pordoi, Passo di Sella, Passo di Gardena y Passo di Campolongo. Puertos con una distancia media de 7 km y un porcentaje medio del 6%. No hay mejor forma de contemplar la belleza, al mismo tiempo que sirve para comprobar lo que uno/a se va encontrar en los días sucesivos.

Esta ruta nos llevó cerca de 3 horas, parando a avituallarse y a hacer algunas fotos increíbles, ya que cada puerto muestra un paisaje diferente y una vista distinta de la «mole» de piedra, el Piz Boè, al que se da la vuelta.

IMG_20170621_112149

Para aquellos/as que quieran algo más que ciclismo, existe una gran oferta de rutas para caminar y para visitar uno de los acontecimientos que marcó la memoria de estas cumbres: La Primera Guerra Mundial. En el Passo Pordoi se puede visitar un pequeño museo dedicado a este periodo en el «Cementerio Germánico», un monumento en forma de fortaleza para los caídos en la contienda.

Si lo que queremos es descansar, nada mejor que un paseo breve por las calles de Arabba y degustar una Dolomita, una de las cervezas fetiche de estos parajes, antes de cenar y retirarse a descansar.

Mañana…, Passo Giau, Tre Croci, Tre Cime di Lavaredo y Falzárego…

IMG_20170621_110935


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s